Donald Trump anuncia que retira a Estados Unidos del Acuerdo de París sobre el cambio climático

Donald Trump saca los 6.3 millones de kilos de emisiones de USA del acuerdo de París contra el cambio climático.

Tras una semana de rumores y declaraciones cruzadas, Donald Trump acaba de anunciar que Estados Unidos abandonará el acuerdo de París. Cumple así una de sus promesas electorales y acaba con las esperanzas de todos aquellos que esperaban que, como con el NAFTA, no se atreviera.

“Una decisión que pone a los americanos primero”, antes incluso que a la evidencia científica. De esta forma, Donald Trump asesta un golpe muy importante a la lucha contra el cambio climático y pone en problemas al resto de la comunidad internacional.

La noticia climática del año

La Casa Blanca ha confirmado la decisión de Trump, días después de que tanto Elon Musk, Stephen Hawking, el Papa Francisco y 25 de las compañías más grandes de su nación le pidieran y aconsejaran que permaneciera en el acuerdo. Lamentablemente, nadie ha logrado cambiar de opinión a Trump y ahora Estados Unidos se une a Nicaragua y Siria como los únicos tres países en el mundo que no firmaron el acuerdo. Hasta Corea del Norte se sumó al gran acuerdo internacional contra el cambio climático.

Estados Unidos firmó el acuerdo climático de París bajo el mandato del anterior presidente de la nación, Barack Obama.

Según Trump, lo siguiente que hará es “renegociar la entrada de Estados Unidos” en el acuerdo de París “o cualquier otro”, siempre y cuando “sea justo para la industria de energía nacional”. El presidente incluso quiere revivir la industria del carbón en una época que incluso China se está comenzando a olvidar de ella.

Trump asegura que lo que lo motivó a sacar a su país del acuerdo es que este suponía una desventaja económica “enorme” ante las otras naciones, y por su culpa podrían haberse perdido millones de trabajo. Si en las nuevas negociaciones logran un acuerdo que satisfaga a Estados Unidos considerará regresar, de lo contrario, seguirá siendo uno de los únicos tres países que no forman parte de él. Este no es un buen día para el ambiente.

¿Qué ocurrirá ahora?

La administración Trump podría haber decidido no aplicar el Acuerdo. París es todo un cambio de concepto dentro de los tratados internacionales contra el cambio climático y, bajo su estructura, todos los compromisos nacionales son voluntarios. Esto quiere decir que Trump podría haber optado por desmantelar la política medioambiental americana sin exponerse a ningún tipo de sanción. No ha sido esa su decisión.

Según parece, el Gobierno norteamericano invocará el artículo 28 del Acuerdo. El problema es que ese artículo establece que las partes solo podrán iniciar el proceso de salida (que dura un año) tres años después de haberlo firmado: Estados Unidos lleva solo 13 meses y, para que la salida se hiciera efectiva, Trump debería revalidar su presidencia en las próximas elecciones.

La otra opción, consistía salirse de toda la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático del que el Acuerdo de París es solo una parte. Esto lo podría hacer con solo un año de preaviso. Pero, por lo que sabemos, el equipo del magnate norteamericano parece haber descartado esta vía.

“Es hora de salir del Acuerdo de París”, ha dicho sin dar más detalles técnicos. Tendremos que estar pendientes de los siguientes pasos de la Administración Trump, de la respuesta del resto de la comunidad internacional y de las reacción dentro de su propio país (personalidades como Elon Musk o el presidente de General Electric ya han mostrado su desacuerdo con la decisión). Justo cuando podíamos ser optimistas en la lucha contra el Cambio Climático, la partida ha cambiado completamente.

Fuente | CNN]

mm

Redacción online de la edición EBS News y RevoluTegPlus News