Samsung publica su informe oficial y culpa a las baterías de las explosiones del Galaxy Note 7

Samsung ha anunciado en una rueda de prensa la causa de los incidentes ocurridos con Galaxy Note 7. Han tardado varios meses, realizando investigaciones para encontrar la causa que provocó los incidentes del móvil y definiendo medidas para evitar que pueda volver a producirse.

En la rueda de prensa, DJ Koh, presidente de la Unidad de Negocio de Comunicaciones Móviles de Samsung Electronics, ha compartido los resultados detallados de la investigación y ha expresado sus sinceras disculpas y gratitud hacia los usuarios del Galaxy Note7, las operadoras móviles, los partners comercializadores y distribuidores y los socios de negocio.

Estuvo acompañado por directivos de UL, Exponent y TUV Rheinland, los grupos independientes líderes que han llevado a cabo su propia investigación sobre varios aspectos de los incidentes ocurridos con Galaxy Note7, quienes han definido varios nuevos procesos internos de calidad y seguridad para mejorar aún más la seguridad de sus productos, incluyendo protocolos adicionales como las medidas de seguridad en múltiples capas y la comprobación de la seguridad de las baterías en 8 puntos. Samsung ha creado también un Grupo Asesor de Baterías formado por asesores externos, expertos académicos e investigadores.

Confirmado: la batería fue la culpable de las explosiones del Galaxy Note 7

Samsung asegura haber usado dos modelos de batería de distintos fabricantes para la producción del terminal; ambos contaban con unidades defectuosas propensas a incendiarse.

La batería modelo “A” contaba con un fallo en su esquina superior derecha que la hacía propensa a doblarse, lo que resultaba en la ruptura del material que separaba el electrodo positivo del negativo. Al entrar en contacto los electrodos ocurría un cortocircuito que incendiaba el aparato.

Imagen vía: Engadget.

En el caso de la batería modelo “B”, fabricada por una compañía completamente distinta, Samsung asegura que la batería tenía un diseño correcto. Sin embargo, el proveedor habría acelerado la producción de la batería hasta tal punto que algunas salían de la fábrica defectuosas y también producían cortocircuitos.

Imagen vía: Engadget.

De esta forma, queda confirmado que Samsung utilizó dos baterías distintas, de dos fabricantes diferentes y que ambas resultaron tener dos problemas de fabricación distintos capaces de provocar el mismo fallo: la explosión de los Galaxy Note 7 -o al menos que acabasen envueltos en llamas. ¿Cuántas probabilidades había de que algo así sucediera?.

Con todo esto Samsung espera cerrar definitivamente un capítulo del que aún desconocemos los gastos económicos reales. Ahora el objetivo de la firma es que tú también te olvides de todo esto y te centres en el próximo y esperado Galaxy S8, un terminal que tiene la tarea de seguir siendo el gran buque insignia que muchos anhelan y de convencer, al mismo tiempo, a todos aquellos que ahora mismo miran a Samsung con recelo. Se dice que el equipo podría tener incluso una versión especial más grande, pensada precisamente para quitar esa espinita clavada a los que añoran la desaparecida gama Note.

Infografía de Samsung explicando los dos fallos de la baterías del Note 7.

Fuente | Engadget

mm

Redacción online de la edición EBS News y RevoluTegPlus News