Hyperloop: el tren supersónico de Elon Musk, que viajaría a 1.200 km/h cada vez más cerca

Hyperloop Pod Competition: el tren supersónico de Elon Musk, cada vez más cerca.

Elon Musk se ha convertido en un personaje fantástico. Casi en un héroe de cómic. Hay quien le compara con Tony Stark, el filántropo millonario que protagoniza Iron Man.

Sus chistes en Twitter y sus proyectos inesperados se han convertido en un día a día de la comunidad tecnológica. Y desde que su Sedan Model S de Tesla ganase en 2012 el “Motor TrendCar”, su interés por los medios de transporte ha sido total.

Este sudafricano, que salió de su país para eludir el servicio militar, ha fundado varias empresas que fortalecen su imagen de visionario. Con SpaceX asegura que llegará a Marte y lo hará a un precio asequible (las pruebas, de momento, le van dando la razón), con Tesla Motors está impulsando los coches eléctricos, y con Solar City está empeñado en hacer crecer la utilización de energía solar para sustituir a los hidrocarburos en un futuro cercano (la compañía es el mayor proveedor de estos servicios en Estados Unidos). Así que la fama de Musk parece justificada y su historia se pone como ejemplo inspirador para todos los innovadores del mundo.

Uno de los proyectos más ambiciosos de Musk es el Hyperloop,, un sistema basado en tubos de vacío, fue presentado en 2012 bajo el auspicio de una de sus compañías, SpaceX. Desde entonces, entre patentes aprobadas y pruebas privadas, el proyecto se ha convertido más en plataforma que en ese famoso transporte que viajaría a 1.200 km/h y que no veremos en marcha hasta 2020, según Musk. Las cápsulas se diseñarían a partir de conocimiento colectivo.

Y el concurso, Hyperloop Design Weekend, fue un éxito rotundo. Concentró, de 115 universidades internacionales, los mejores 30 equipos de ingenieros. El pasado enero se presentaron los vencedores: el equipo WARR, 37 ingenieros de la Universidad Técnica de Munich, el equipo holandés Delft, y los 28 estudiantes del MIT Hyperloop Team, a quienes podemos ver en el vídeo que aparece a continuación. La pregunta es, ¿qué conseguiremos una vez tengamos Hyperloop disponible para todos?

El transporte como metáfora

Es habitual escuchar a Musk hablando del transporte como símbolo del progreso. Su último acuerdo con NASA para los viajes privados a la Luna comenzarán en octubre de 2018 deja el mismo regusto: viajar es creer.

Hyperloop, o cómo los futuristas de los años 50 imaginaban los trenes del siglo XXI

Con tanta ciencia ficción convertida en realidad igual crees que los transportes de los años 40 y 50 eran una verdadera apoteosis tecnológica constreñida por falta de materiales o herramientas adecuadas. Nada más lejos: los trenes del pasado eran altamente contaminantes, ruidosos y pesados.

Cumplir cualquier fantasía tecnológica parece cuestión de tiempo

Dos siglos después de los primeros trenes o 150 años de hitos como el primer ferrocarril transcontinental de Estados Unidos buena parte de los augurios futuristas se han visto cumplidos. Y, los que no, se han diluido por pura practicidad o viabilidad económica.

Tendremos que esperar hasta 2020 para ver la promesa de Hyperloop convertida en infraestructura comercial, fecha límite también para algunos coches autónomos. En cualquier caso, mirar al pasado arroja perspectiva: cumplir cualquier fantasía tecnológica parece cuestión de tiempo.

ELON MUSK

“Lo que se pretende con esto es fomentar la innovación en las tecnologías del transporte, suscitar el entusiasmo por nuevos medios de transporte, por cosas que tal vez sean totalmente diferentes a las que vemos hoy en día. Pero, sobre todo, innovar, pensar, hacer las cosas de manera distinta a como se han venido haciendo en el pasado, explorar los límites de la física y descubrir hasta dónde es posible llegar. Y creo que será mucho más increíble de lo que nos esperamos”

mm

Redacción online de la edición EBS News y RevoluTegPlus News