Google Allo, un WhatsApp con inteligencia artificial

La aplicación de mensajería móvil cuenta con un asistente virtual, dentro de cada chat, desde el que se pueden reservar viajes, restaurantes o buscar información.

El gran gigante tecnológico de nuestro tiempo tenía un asunto por resolver. Google se ha coronado ya como el genio de la lámpara de las búsquedas, como el propietario de la mayor plataforma de vídeos online, Youtube, y como la brújula y mapa de la mayoría de los móviles. También ofrece un exitoso sistema de correo, Gmail, uno de los traductores más utilizados, Translate, un gestor de documentos y un amplio espacio de almacenamiento, Drive. Además, ha intentado una fallida red social, Google +, y una novísima aplicación de videollamadas, Duo. Después de invadir los grandes espacios del usuario en Internet, solo le faltaba un servicio por cumplir: la mensajería móvil. Un flanco que soluciona a partir de este miércoles con el lanzamiento de Allo, un WhatsApp con inteligencia artificial.

En mayo se hizo el anuncio y ahora empieza a llegar a los teléfonos móviles. Google ha presentado Allo, una nueva aplicación de mensajería instantánea para Android e iOS que busca ayudar al usuario a hacer planes, encontrar información y expresar lo que siente de forma más sencilla y sin necesidad de interrumpir las conversaciones que esté manteniendo.

Para utilizar Allo no hace falta tener una cuenta activa en el sistema de Google, sino que es suficiente con introducir un número de móvil. Esto y un nombre son la única información que se necesita para empezar a utilizar la aplicación.

El nuevo servicio de mensajería instantánea cuenta con características únicas, gracias a las que Google pretende atraer a los usuarios de WhatsApp, Viber y Telegram, según ‘The Guardian’.

La nueva aplicación de mensajería inteligente ofrece respuestas al interlocutor basándose en la conversación. Por ejemplo, si uno está haciendo planes para cenar con un amigo, Google Allo le mostrará los restaurantes cercanos. Si el interlocutor envía la foto de un gato, Allo sugerirá frases como “oh, es muy bonito” o “¿cómo se llama?” que podrán enviarse con una sola pulsación.

Respuestas automáticas tras analizar la imagen recibida. Allo
Respuestas automáticas tras analizar la imagen recibida. Allo

El asistente es rápido, apenas tarda un par de segundos en ofrecer una respuesta. Un poco más si la pregunta va en audio. Puedes tanto hablar como escribir, aunque el robot solo responde en forma de texto. Tiene respuestas predictivas, pero aprende conforme se va utilizando. Así, si el usuario utiliza un determinado tipo de expresiones, será las que su asistente proponga en un futuro.

“Uno de los principios que aplicamos aquí es no tener mucho desorden”, explicó Nick Fox, vicepresidente de productos de comunicación de Google. “No queremos que la gente tenga que excavar dentro de la aplicación para encontrar lo que quiere. Queremos sacar a la superficie las cosas correctas en el momento adecuado”, explicó.

En Google Allo también se presenta Google Assistant. Con el nuevo asistente virtual se puede mantener una conversación con Google: ya no es necesario dejar una conversación con los amigos solo para encontar una dirección o compartir sus vídeos favoritos de YouTube. Google Assistant no habla, solo escribe, pero es posible comunicarse con él a través de texto o con mensajes de voz.

Por ahora estará disponible únicamente en inglés y en fase de pruebas, pero la tecnología promete, pues tiene el objetivo de facilitarte cualquier información y recurso sin salir de Google Allo.

El punto fuerte de la aplicación es que incorpora dentro de ella el inmenso motor de búsqueda que es Google. Así como YouTube o Google Maps. Son todos los servicios de la empresa de Mountain View en un uno. Accediendo desde un solo botón: el amarillo de Allo.

Un guiño a la privacidad

Respuestas automáticas, información bajo demanda. Estas dos características de Google Allo implican que Google tendrá acceso a tus conversaciones, lo que suscita cierta desconfianza. Google ya hace algo parecido para ofrecer búsquedas personalizadas y publicidad en Gmail.

Todas las conversaciones en Google Allo se encuentran cifradas, gracias al empleo de tecnología estándar en el sector como, por ejemplo, la Transport Layer Security (TLS), y cuenta, además, con un modo incógnito, por el que los mensajes son cifrados de extremo a extremo, y proporciona prestaciones de privacidad adicionales, como las notificaciones discretas y el vencimiento de mensajes.

Google ha empezado a distribuir Allo este mismo miércoles, y se encontrará disponible en todo el mundo a lo largo de los próximos días, como ha explicado en un comunicado publicado en su blog.

 

mm

Redacción online de la edición EBS News y RevoluTegPlus News